Trucos para obtener un abdomen plano de forma efectiva

Conseguir un abdomen plano y marcado es el objetivo que muchas personas incluyen en su rutina de ejercicios regulares, aunque no es una tarea fácil.

Además de llevar una alimentación saludable, baja en calorías y grasas, la práctica de ejercicios específicos es la clave para alcanzar este propósito, según lo consideran expertos de la Universidad de Harvard.

Si bien hay variedad de entrenamientos para marcar el abdomen, las investigaciones de esta institución apuntan a que los ejercicios isométricos son los más efectivos para lograrlo.

Estos fueron nombrados por la Escuela de Medicina de esta institución en su reporte Core Exercises: Isometrics, como uno de los ideales para trabajar el abdomen y, al mismo tiempo, otras partes del cuerpo.

La razón por la que los investigadores descubrieron que los ejercicios isométricos son tan eficaces, es porque estos hacen que el cuerpo se contraiga y los músculos se tensen por un periodo no mayor a 10 segundos. Además con las planchas, se trabajan de forma equilibrada el abdomen y la espalda, a diferencia de los crunchs, pues estos solo se concentran en el trabajo abdominal.

Aunque los crunchs, también llamados “encogimiento abdominal”, son una práctica que además de trabajar el abdomen ayuda a desarrollar colateralmente otras partes del cuerpo como el oblicuo mayor o el tensor de la fascia lata, un musculo pequeño, fino y muy corto de la cadera, para los expertos de Harvard, no son los más útiles.

De acuerdo con los análisis, los ejercicios isométricos resultan ideales porque la postura en la que se realizan evitan que se pueda presentar algún tipo de daño por lesión.

De acuerdo con el portal Womens Health, estas rutinas hacen que la persona permanezca quieta durante unos segundos, pero desencadenan una gran cantidad de actividad en músculos, lo que ayuda en el propósito de aumentar la fuerza y la resistencia.

¿Qué son los ejercicios isométricos?

En este tipo de entrenamiento se genera la tensión de un músculo en particular, sin necesidad de que haya movimiento del resto del cuerpo, es decir, se mantiene una posición específica durante un lapso determinado.

De acuerdo con Harvard, las planchas clásicas se posicionan como el mejor ejercicio para marcar el abdomen. Este consiste en soportar el cuerpo con los brazos de forma horizontal, formando una línea completamente recta sin dejar caer la cadera y manteniendo esta postura por algunos segundos.

“Una plancha clásica es aquella en la que el cuerpo se coloca de forma horizontal, formando una línea completamente recta y se mantiene esa postura durante 10 segundos. Las claves para hacerla bien se encuentran en no encorvar la espalda y mantener el rostro mirando hacia el suelo para evitar dañar la posición”, precisa un artículo de la revista Vogue de México.

Una de las recomendaciones de los expertos es que las planchas no se deben mantener por más de 10 segundos, de lo contrario se estaría haciendo mal y la persona corre el riesgo de lesionarse la espalda.

Además de la plancha clásica, también se puede efectuar la lateral, que también funciona para trabajar el abdomen. En este ejercicio, el cuerpo debe mirar hacia un costado, formando una línea recta.

Al igual que sucede con cualquier ejercicio, para que los isométricos funcionen se deben realizar correctamente, de lo contrario la persona no solo corre el riesgo de lesionarse, sino que es posible que no alcance los resultados que se propone en torno a su abdomen.

Sin embargo, no es suficiente con hacer planchas, de acuerdo con los análisis de los expertos, las personas deben realizar distintos ejercicios isométricos para trabajar toda la parte del abdomen y mejorar la fuerza muscular.

Es decir, si se quiere ganar fuerza en todo el cuerpo se deben alternar los ejercicios, haciendo isométricas laterales, con elevaciones de pies y cada una de sus variantes con la idea de usar el peso del cuerpo para ganar músculo.

De esta forma, quien quiera tener unos abdominales más definidos debe incluir en sus entrenamientos rutinas con ejercicios isométricos.

Comentarios